March 2022

Hay distintas formas de saber si estás en DICOM. Una de ellas es a través de un Certificado de Antecedentes Comerciales, documento oficial que se obtiene en el sitio web boletincomercial.cl. Una vez dentro te debes registrar y pagar el costo del trámite.

Otra alternativa es a través del sitio web de Equifax donde se pueden obtener distintos tipos de certificado de deuda, previo pago. Ahí, también se puede solicitar un certificado gratuito que contiene información sobre quienes han consultado por tu DICOM.

Todas las personas tienen el derecho y el deber de informarse del estado de sus compromisos financieros, aunque la normativa legal no establece como obligación de los acreedores alertar a deudores morosos de su incorporación en el Boletín Comercial.

¿Qué es DICOM?

El Directorio de Información Comercial, conocido como DICOM, es una de las bases de datos de personas morosas, es decir, que se han atrasado con el pago de sus deudas. La fuente oficial de este tipo de información en Chile es el Boletín Comercial de la Cámara de Comercio de Santiago.

¿Puedo saber si estoy en DICOM gratis?

Existen algunas opciones sin costo para saber si tienes deudas impagas. Una de ellas es solicitar un informe de deuda a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

El documento que entrega esta institución contiene información consolidada de manera mensual y con un desfase aproximado de 30 días. Para acceder a este certificado se debe tener Clave Única del Registro Civil.

¿Por qué podría estar en DICOM?

En DICOM se pueden registrar todas las deudas morosas, protestos, infracciones y/o multas laborales, que se encuentren documentadas, vigentes y que por ley no sean prohibidas de publicar.

En concreto, aparecen las deudas por tarjeta de crédito, créditos consumo, pagarés o cheques. Pero no pueden registrarse, por ejemplo, el retraso en las cuentas de servicios básicos (luz, agua, gas o telefonía). Tampoco el incumplimiento con concesionarios de autopistas.

¿Cómo puedo salir de DICOM?

Salir de DICOM es posible. Existen distintas alternativas para solucionar los problemas de endeudamiento, recuperar la estabilidad financiera y volver a empezar. Es clave buscar ayuda, conocer todas las opciones y asesorarse para elegir la mejor solución según cada caso puntual.

Pagar o repactar:

La opción más simple es pagar la deuda o repactarla. En el caso de la repactación se logran nuevas condiciones de pago, pero suelen ser peores que las iniciales. El plazo aumentará y también los intereses asociados.

De todas formas, si tomas la alternativa de repactar, y terminas por pagar el total de la deuda, es el mismo acreedor el encargado de informar a DICOM para eliminar tus datos de ese registro de morosidad.
Si existe tardanza en la gestión, el deudor puede concurrir con un certificado de deuda, emitido por el acreedor, ante el Boletín Comercial con el fin de informar su situación y acelerar el proceso de eliminación de su información”, explica Luisa Martínez, abogada de defensadeudores.cl

Alegar la prescripción:

Para solicitar la prescripción de una deuda deben haber transcurrido desde 1 a 5 años sin que el acreedor haya solicitado judicialmente el pago de este compromiso. El plazo que se debe considerar dependerá del tipo de acción legal que interponga el acreedor.

Si pasado el plazo el acreedor exige el pago de esta deuda con una demanda en contra de la persona morosa, el deudor tiene la opción de defenderse y oponer la excepción de prescripción si es que corresponde.

La prescripción solo es válida cuando es declarada por un tribunal. Con esos antecedentes el deudor puede pedir que sus datos sean eliminados de DICOM o de cualquier registro de morosidad.

Es importante saber que una deuda no puede estar publicada por más de 5 años desde su vencimiento en DICOM y, pasado este plazo, el nombre de la persona morosa debe eliminarse.

Acogerse a la Ley 20.720 para empresas y personas

También conocida como Ley de quiebra, la Ley 20.720 es una herramienta legal que permite a las personas naturales y jurídicas salir de su situación de endeudamiento y reemprender a través de herramientas legales.

Las personas naturales pueden renegociar sus deudas para obtener mejores condiciones de pago. Y las personas jurídicas tienen la alternativa de reorganización, para salvar aquellas empresas que aún tienen posibilidades de pago.

En el caso de que exista una situación de insolvencia total se recomienda solicitar la opción de la liquidación voluntaria o quiebra, que aplica para ambos tipos de personas.

¿Cómo puedo saber si me borraron de DICOM?

Para saber si tus datos ya no figuran en el registro debes consultar los sitios web oficiales que entregan información con respecto a tu estado financiero. También puedes hablar con nuestros abogados especialistas. Solicita tu consulta gratuita.