August 2022

La inflación sigue al alza. Durante el mes de julio el aumento en el costo de la vida fue de un 1,4%, destacando los incrementos en los precios del transporte, específicamente, la gasolina, que tuvo un aumento mensual de 4,6%, además, del alza en los alimentos y bebidas no alcohólicas. Dentro de los alimentos los más afectados fueron la carne de vacuno, que subió un 3,2% y el plátano con un alza de 30,4%.

Este escenario desfavorable, asevera Ricardo Ibáñez, abogado y socio fundador de defensadeudores.cl, “es un duro golpe a la economía doméstica y de las pymes en nuestro país”.

Un IPC de esta naturaleza, que llegó al 1,4% en julio, hace que el ciudadano común y corriente pierda poder adquisitivo respecto de los ingresos que percibe; y provoca, también, que las pymes tengan un alza en los insumos que no necesariamente pueden traspasar a sus consumidores o clientes finales”, explica Ibáñez.

En definitiva, indica el abogado de defensadeudores.cl “se sigue empeorando el panorama que afecta a los principales sectores económicos de nuestro país y que, por ende, perjudica a gran parte de la población”.

Personas y empresas morosas

A esta cifra de la inflación se suman los datos de los últimos informes de morosidad en Chile, realizado por Equifax junto a la Universidad San Sebastián, respecto a personas y empresas.

Ante un mayor IPC, “esos más de 4 millones 100 mil personas que hoy día están morosos en Chile, tendrán menos posibilidades de salir de DICOM. Esas más de 78 mil pequeñas y medianas empresas, que se encuentran en situación de morosidad, se enfrentarán necesariamente a más altas tasas de interés para poder renegociar y repactar sus créditos”.

En conclusión, afirma el abogado de defensadeudores.cl, “parece ser que este invierno está siendo especialmente frío, desde el punto de vista económico, para gran parte de nuestra población”.